La huaca de la Luna

El templo viejo

Los sacrificios humanos

Uno de los ceremoniales más representados en el arte moche, es el de la ofrenda de la sangre humana. Este ceremonial involucraba una serie de ritos que la iconografía moche nos describe y cuyos escenarios nos permite suponer. Uno de estos escenarios fue la huaca de la Luna.

Este ceremonial empezaba con un combate ritual entre guerreros moches, cuya intención no era matar al oponente sino despojarle de su casco para tomarle los cabellos y hacerle sangrar para fertilizar la tierra.

Los guerreros vencedores despojaban de su ropa a los vencidos, tomándola como botín. Los vencidos, completamente desnudos, eran amarrados con una soga al cuello y conducidos prisioneros por los vencedores, dentro de la huaca de la Luna.

Los prisioneros eran encerrados durante varias semanas, ingiriendo coca y alucinógenos para purificarse. Luego eran sacrificados por degollamiento para ofrecer su sangre a los dioses en el altar mayor.

En el Templo Viejo se hallaron los restos de al menos 61 individuos sacrificados, algunos de ellos acompañados por vasijas de arcilla cruda en forma de prisioneros sentados, las que fueron rotas intencionalmente.

Diseñado por
Este sitio web ha sido producido gracias al financiamiento de:
Fondoempleo - Proyecto Arqueológico Huacas del Sol y de la Luna - Universidad Nacional de Trujillo - Patronato Huacas del Valle de Moche
huacasdemoche@huacasdemoche.pe
Jr. San Martín 380, Trujillo Perú. Telefax (51-44) 221269
Marzo del 2011